Rafael Devers y José Ramírez: los hombres que dejan que sus bates hablen por ellos en MLB

Compartir

Rafael Devers y José Ramírez son dos de los mejores bateadores de las Grandes Ligas, a pesar de no ser el centro de atención como otros de sus compatriotas. Ambos hablan poco ante las cámaras, pero sus bates dan todas las respuestas necesarias

Cuando se habla de jugadores llamativos, en especial dominicanos, la mayor parte de la discusión gira en torno a Fernando Tatis Jr. Juan Soto y en algunos momentos se incluye Nelson Cruz e incluso, gracias al sensacional inicio de carrera que está teniendo, a Yermín Mercedes.

Sin embargo, dos de los mejores bateadores de las Grandes Ligas, a pesar de que no llaman la atención en la misma forma que varios de sus compatriotas, son dominicanos. Rafael Devers de Boston Red Sox y José Ramírez de Cleveland Indians han sido dos de los ofensivos más consistentes de MLB durante un buen rato, lo cual avalan sus estadísticas.

José Ramírez ha terminado en tres ocasiones dentro del Top 3 por el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Americana desde el 2017 a la fecha. En sus últimos 162 partidos batea para un promedio de .294 con 93 batazos de extrabase, 129 carreras remolcadas, 111 anotadas y un OPS de .954.

En el mismo período ha sido invitado dos veces al Juego de Estrellas (el cual no se celebró en 2020) y ha ganado tres Bates de Plata, lo cual demuestra su consistencia ofensiva y por qué se encuentra dentro de la élite de los antesalistas de Grandes Ligas.

Por su lado, el joven antesalista de Boston Red Sox también ha estado sorprendente cuando de batear se trata. Desde 2019 a la fecha, ocupa el primer puesto en batazos de extrabase de toda MLB, con 132, en dobles con 77 y es tercero en carreras impulsadas con 179, anotadas con 177 y en hits con 290.

Devers ha sido alma ofensiva en Red Sox y en tan solo cinco temporadas ha participado de tres postemporadas consecutivas, siendo uno de los bateadores más importantes del conjunto de Boston durante su viaje a la Serie Mundial en 2018. “Raffy” batea para promedio de .311 y OPS de .884 con tres jonrones y quince empujadas en los playoffs.

A pesar de esto, Devers todavía no ha ido a su primer Juego de Estrellas y gracias al estelar desempeño de Ramírez, tampoco ha podido ganar un Bate de Plata, pero no queda duda de que el jugador podría estar logrando dichas hazañas en el futuro inmediato de continuar demostrando su capacidad para batear.

Ambos jugadores son la muestra de la consistencia en Grandes Ligas, pero además de ello, demuestran que no se trata de hablar mucho ante las cámaras y salir semanalmente en las recopilaciones de las mejores jugadas, sino de producir para sus equipos y tratar de llevarlos hasta el campeonato.

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube